domingo, 17 de mayo de 2009

Fragmento II

Detalle de "Los primeros fríos", bellísima escultura que se encuentra en el Jardín Botánico de la ciudad de Buenos Aires.

A la izquierda del roble

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero el Jardín Botánico es un parque dormido
en el que uno puede sentirse árbol o prójimo
siempre y cuando se cumpla un requisito previo.
Que la ciudad exista tranquilamente lejos.

El secreto es apoyarse digamos en un tronco
y oír a través del aire que admite ruidos muertos
cómo en Millán y Reyes galopan los tranvías.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero el Jardín Botánico siempre ha tenido
una agradable propensión a los sueños
a que los insectos suban por las piernas
y la melancolía baje por los brazos
hasta que uno cierra los puños y la atrapa.

Después de todo el secreto es mirar hacia arriba
y ver cómo las nubes se disputan las copas
y ver cómo los nidos se disputan los pájaros.
(...)

Mario Benedetti

Hoy, para él
Y para mi hermana.

4 comentarios:

Alexiev dijo...

Que lindas fotos... ¿de donde son las estatuas?

http://www.alexiev.com.ar
Proyectos
Alexiev Store

Alejandra Karageorgiu dijo...

Son detalles de "Los primeros fríos" una escultura que está en el Jardín Botánico y que me parece hermosísima.

Kuyen dijo...

Gracias Ale!
hermosas fotos, ideales para acompañar tan bellas palabras...
Es increíble cómo uno puede sentir la muerte de alguien que ni siquiera conoció... o tal vez sí, porque leerlo es una forma de conocerlo,no?

.:Mir:. dijo...

Es precioso!
y el homenaje...